Estos SSV han creado un nuevo estándar en la industria, porque se fabricaron con la identidad de Can-Am. Cada Commander presenta el motor Rotax 1000 de 85 CV o la opción Rotax 800R de 71 CV. Esta potencia líder de categoría viene controlada por ingeniería de precisión para el manejo y, como novedad en los modelos de 2013, introducimos el sistema dinámico de dirección asistida (DPS). Y estos vehículos incluyen numerosas prestaciones diseñadas pensando en el piloto y el pasajero, además de la apariencia distinguida de Can-Am. Pruebe uno y descubrirá por qué el Commander ha revolucionado el sector de los SSV.